Habilidades Intelectuales
marzo 30, 2021

¿Qué son las habilidades intelectuales y cómo fomentarlas en tus hijos?

Las habilidades intelectuales o capacidad cognitivas hacen referencia al Coeficiente de Inteligencia (CI o IQ en alemán), el cual se estima por medio de una serie de exámenes especiales, este no debe confundirse con la agilidad mental, pues esta es la capacidad de realizar tareas intelectuales de manera rápida y eficaz, mientras que el CI es la inteligencia general de un individuo.

A continuación te brindamos una lista de las principales habilidades intelectuales para desarrollar y fomentar en tu hijo:

·  Amplitud numérica: la más famosa de las habilidades intelectuales, es la capacidad de razonar conceptos numéricos sencillos y aplicarlos.  

Te recomendamos realizar tareas sencillas con tu hijo cómo contar el cambio de alguna compra o implementar la mesada o domingo en donde podrá administrar números.

·  Comprensión verbal: ayuda a la comprensión lectora, la relación de las palabras y de lo que se escucha.

Se recomienda fomentar el habito de lectura en casa, en donde los padres podrán compartir un momento junto a sus hijos a la hora de leerles.

·  Voluntad: esta es la aptitud de decidir y estructurar la propia conducta.

Abrir pequeños debates en la mesa y hacer que los niños participen, fomenta su autoestima y le dará valor a su palabra.

·  Velocidad perceptual: esta capacidad ayuda a identificar de manera rápida y precisa las similitudes y diferencias.

Ayuda a tu hijo a acomodar su recamara, dividiendo los objetos por categorías, ya sea por medio de colores, uso o material.

·  Visualización espacial: hace referencia a capacidad de imaginar cómo se vería un objeto al cambiarlo de posición en un espacio, por ejemplo cuando se prepara una maleta, se impacta en una caja o guardamos la comida en el refri; por lo que te recomendamos qu dejes que tu hijo acomode sus espacios por sí mismo, al igual que guardar su ropa o objetos para viajar.

·  Razonamiento inductivo y deductivo: el primero nos señala la capacidad de producir conclusiones generales con base en premisas de datos particulares, mientras que la segunda se basa en premisas de datos generales para deducir conclusiones particulares.

Pídele objetos no precisos a tus hijos, haz una búsqueda del tesoro o juega a las adivinanzas.

·  Memoria: esta permite el registro, almacén, retención y reconstruir información previamente recibida, ya sea de manera inmediata o mediata. Es importante recordar que existen 3 tipos de memorización: a largo, mediano y corto plazo.

Fomentar la memoria es muy sencillo, pide a tu hijo que recuerde tu número de teléfono y el de su hogar, la dirección en donde vive o que te guarde algún recado.

Debemos tomar en cuenta que cada niño tiene su propio ritmo de aprendizaje, así como sus áreas de fortaleza, por lo que es importante tener paciencia y mantener motivados a nuestros hijos cuando estén desarrollando nuevas habilidades. Además, podrán observar que los conocimientos adquiridos en la escuela tienen su función real en la vida cotidiana.